Donald Trump era una opción en USA. El BIM no lo es.

por | Feb 9, 2017 | Uncategorized |

Las elecciones en los Estados Unidos de América nos abren una ventana a la reflexión sobre la necesidad de asumir cuanto antes la inexorable adopción de la metodología BIM en el mundo. Especialmente en un país donde se abre un gran reto para el nuevo presidente, Mr. Donald Trump, quien no debería eludir el compromiso de la urgente actualización del sector AECO en esta cuestión.

Por ello, y en especial teniendo en cuenta la trayectoria empresarial de Mr. Donald Trump con el mundo inmobiliario, nos gustaría dejar unas sugerencias sobre su mesa de trabajo en su nuevo empleo como presidente de los Estados Unidos de América.

Por favor, Sr. Trump, consiga que la Administración de su país muestre una mayor empatía por la difusión, generalización y ordenación del uso del BIM en la industria del AECO.

Asuma que, en el mundo de la construcción, la colaboración entre los agentes es cada día más patente. Los edificios e infraestructuras se entremezclan simbióticamente con las tecnologías de la información (Information Technologies: Software, Network, AI, etc.), con la internet de las Cosas, (IoT: Sensores, etc.), con la fabricación (Manufacturing: Robot, Machinery, Logistics, etc.). La relación entre ellas es absoluta e imparable.

En consecuencia, tiene la enorme oportunidad (y responsabilidad) de ordenar y estandarizar los procesos de intercambio y colaboración en su país. El IFC, como soporte tecnológico de la interoperabilidad en formato abierto, y la obligatoriedad de la metodología BIM en los proyectos de construcción son cuestiones de primer orden en los que debe llegarse a una regulación que garantice el entendimiento en medio del aparente caos. Y por si esta cuestión no fuera suficiente, no olvide que esto ha de hacerse en un entorno cada día más globalizado: cada día es más frecuente encontrar participantes de diferentes países, e incluso continentes, en la construcción de un activo inmobiliario.

La cuestión se ha abordado ya en un buen número de países en Europa, y Asia, y tanto en el Medio Este como en Australia la metodología BIM tiene una notable implantación desde hace ya bastantes años, demostrando su eficacia tanto en productividad como en sostenibilidad. El BIM ya está aquí y no es una opción. Le aseguro que si  se toma esta cuestión en serio, América, y también el resto del mundo, se lo agradecerán: se trata de trabajar todos juntos.

Ahora le toca a usted mover ficha, Mr. Trump.